sábado, 9 de mayo de 2009

ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DEL GRUPO DE ARTILLERÍA 1 "GRL. IRIARTE"


El Grupo de Artillería 1 "Brigadier General Iriarte", Unidad Decana del Arma de Artillería, con asiento en la Guarnición Militar Campo de Mayo, es heredera y custodia de la historia de la Artillería Argentina, cuyos orígenes se remontan a la creación de la primera Unidad de Artillería integrada por criollos, cuya constancia se la puede encontrar en el Archivo General de la Nación en los acuerdos del extinguido Cabildo de Buenos Aires, tomo II, años 1805 - 1807. Su nombre histórico, le fue asignado en homenaje a quien fuera su primer jefe. En sus orígenes, la organizó e instruyó con eficiencia y elevada disciplina, combatiendo a su frente, con particular gallardía y coraje.
El 9 de mayo de 1826, en los prolegómenos de la guerra contra el Brasil, fue creado el Regimiento de Artillería Ligera, por decreto del presidente de la República de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Don Bernardino Rivadavia. El 24 de mayo del mismo año, se le confiere el mando al Teniente Coronel de Artillería Don Tomás de Iriarte, quien, al poco tiempo, recibe la orden de trasladar la unidad en formación, al teatro de operaciones.
Aquellos "artilleros de Iriarte", en solo nueve meses, participan en la concentración y el desdoblamiento estratégico operacional, combaten y se cubren de gloria en la batalla de Ituzaingó. En el atardecer del 20 de febrero de 1827, luego del triunfo obtenido, el general en jefe recorre el campo de batalla seguido por su estado mayor. Al llegar a las posiciones de Artillería se dirige al jefe, quien reunido con sus oficiales comentaba las incidencias del combate, expresando en un tono de voz alto: "Coronel Iriarte, su Regimiento ha ganado la Batalla en el Centro".
Posteriormente, en el parte de batalla que envía al gobierno de Buenos Aires, refiriéndose a la artillería, el General Alvear afirma: "El Coronel Iriarte, con su Regimiento de Artillería Ligera, ha merecido no solo los elogios del General en Jefe, sino de todo el Ejército Republicano; la serenidad de los artilleros y el acierto de su puntería ha sido el terror del enemigo". Todos los jefes de este cuerpo y los capitanes Chilavert, Arengreen y Pirán, se habían distinguido de un modo muy especial.El Ejército prosiguió la campaña hasta la firma de la convención preliminar de paz, combatiendo en ese intervalo en las acciones de Camacuá (5 de abril de 1827) y Yerbal, (22 de junio de 1827)
De regreso el Regimiento a Buenos Aires, el 28 de diciembre de 1828 fue acuartelado en el fuerte, permaneciendo en guarnición.
Durante el desarrollo de nuestras guerras civiles intervino en numerosos hechos de armas que probaron la capacidad, el valor y su alto espíritu.
La defensa de nuestras costas fue otra de las misiones de esta unidad de artillería. Tomó parte en la defensa de Martín García contra la escuadra francesa (11 de octubre de 1838), en el combate de Vuelta de Obligado (20 de noviembre de 1845) y en El Quebracho (4 de junio de 1846).
Participó en la batalla de Caseros (3 de febrero de 1852), donde el Regimiento es prácticamente aniquilado y su jefe el Cnl D Martiniano Chilavert, fusilado.
Luego de su participación en la batalla de Pavón (17 de septiembre de 1861), regresa a Buenos Aires.
La Guerra de la Triple Alianza lo contó entre sus actores principales, participando en todas las batallas de esta larga y sangrienta campaña, siendo las más importantes: Paso de la Patria (31 de enero de 1866), Curupaytí (22 de octubre de 1866) y Humaitá (15 de julio de 1868).
Al terminar la campaña en 1870, se encontraba en Villa Borges y libró la batalla del Sauce (20 de febrero de 1870).
Durante la Campaña del Desierto, intervino a las órdenes del Ministro de Guerra, Dr Adolfo Alsina y posteriormente, del Grl Julio Argentino Roca. En 1879, formó en las guarniciones de los fuertes General Belgrano, Salinas Grandes, Río Negro y Choele Choel.
En el año 1910, participó de los actos de homenaje al 1er centenario de la Revolución de Mayo. Este tradicional Regimiento fue modernizado en el año 1948, haciéndolo totalmente motorizado.
Con justicia se ha escrito: "Si algún día se inscribieran en sus banderas los nombres de sus victorias en que se halló, les faltaría espacio para todas ellas; y si únicamente eligieran las más notables, ningún cuerpo lo igualaría en tradición de laudos inmortales".
Participó en todas las campañas por la independencia y asistió a todas las batallas libradas al sur de la línea del ecuador, por lo cual se vieron lucir en sus filas todas las condecoraciones militares decretadas por los gobiernos de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Chile y el Perú, desde el modesto escudo de Tupiza hasta la Estrella Brillante del Perú, caso único que presenta a la artillería como la encarnación genuina de toda la gloria de la revolución.
Su larga vida le otorga trayectoria nacional. Cuatro ex presidentes de la Nación han prestado servicios en el "1 de Artillería": Carlos Pellegrini, como teniente y Victorino de la Plaza, como alférez, en la Guerra de la Triple Alianza, y más recientemente, el Grl Agustín P Justo y el Grl Eduardo Lonardi. Asimismo, Ministros de Guerra, Comandantes en Jefe, Jefes del Estado Mayor, Inspectores Generales de Instrucción, entre otros pasaron por sus filas.
Constituyó el primer destino como oficial en el año 1879 del talentoso y visionario Teniente General Pablo Riccheri.
A través de su historia ocupó distintos asientos de paz a lo largo del país, como ser Chacarita, Corrientes, Banfield, Mercedes (San Luis) y Córdoba.
Luego de haber vivido en campaña durante la mayor parte de su existencia, tuvo su asiento final en los viejos cuarteles de Liniers, a partir de 1913.
La romántica arquitectura de los cuarteles del GA 1, que asemejan una fortaleza, bautizaron a la pujante ciudad del Partido de Tres de Febrero, con el nombre de Ciudadela.
En los años 1974 y 1977 la unidad participó en el "Operativo Independencia" que por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 261/ 75 del 07 de febrero de 1975, el Ejército Argentino desarrolló en los montes tucumanos, para erradicar las organizaciones subversivas que por entonces, pretendían imponer una zona liberada, asignando mensualmente personal para integrar los equipos de combate que se organizaron en la zona de operaciones. Como resultado de las heridas recibidas, en una base de combate, falleció el Tte José Conrado Mundani.
El 23 de enero del año 1989, participó en la recuperación de los cuarteles de La Tablada.
A fines de 1992, en el marco de la reestructuración del Ejército, es trasladado al cuartel que hasta ese momento había ocupado la Escuela de Artillería (se trasladó a Corrientes) en la Guarnición Militar Campo de Mayo.
Durante el año 1992, se le renovó el material de artillería, proveyéndosele cañones CITER modelo argentino, calibre 155 mm.
En cumplimiento de una de las misiones subsidiarias del Ejército, a partir del año 1992, personal de oficiales y suboficiales de la Unidad participaron en operaciones militares de mantenimiento de la paz , bajo el mandato de Naciones Unidas, en Croacia y Chipre, recibiendo elogiosos conceptos por su actuación.
El 15 de marzo de 1996, en reconocimiento a su trayectoria, fue designado "Unidad Escolta" del Ministro de Defensa, por resolución del Jefe del Estado Mayor General del Ejército.
Su dependencia orgánica es de la Guarnición Militar Buenos Aires "Cnl Dr Roque Saenz Peña" .
Como Unidad Decana de la Artillería, tiene el honor de representar institucionalmente al Ejército Argentino en las actividades del Ceremonial Militar en el ámbito nacional e internacional, junto al Regimiento de Granaderos a Caballo y al Regimiento 1 "Patricios".
El escudo que hoy lucen sobre su brazo izquierdo los cuadros y tropa de la Unidad, es el otorgado por el Honorable Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, el 16 de marzo de 1827, a los vencedores de la Batalla de Ituzaingó.
Fuente: http://www.artillerosdeiriarte.ejercito.mil.ar/

http://www.fotolog.com/ejercitonacional