miércoles, 2 de septiembre de 2009

GRUPO DE ARTILLERÍA PARACAIDISTA 4


El origen de esta Unidad se remonta al Regimiento 4 de Artillería, creado a principio de siglo y que durante décadas tuvo su asiento en el Parque Sarmiento de la ciudad de Córdoba. Al ser disuelto en el año 1946, su personal y medios pasan a integrar el Grupo de Artillería Pesada 4, orgánico de la Escuela de Artillería, en el cuartel ubicado en el Km 9 del camino a la localidad La Calera.
El 16 de noviembre de 1964 se crea en Córdoba la IVta Brigada de Infantería Aerotransportada y se organiza el Grupo de Artillería Aerotransportado 4.
Participó en el restablecimiento del orden durante los episodios acaecidos el 29 de mayo de 1969, conocidos popularmente como el "Cordobazo".
En los años 1974 y 1975 la unidad participó en el "Operativo Independencia" que por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 261/75 del 07 de febrero de 1975, el Ejército Argentino desarrolló en los montes tucumanos, para erradicar las organizaciones subversivas que por entonces, pretendían imponer una zona liberada.
Durante la Guerra de Malvinas, las circunstancias hicieron que fuera la única unidad de la Guarnición Militar Córdoba asignada al Teatro de Operaciones. El 23 de abril de 1982, parte del aeropuerto Pajas Blancas de la ciudad de Córdoba, el primer vuelo con efectivos de la Unidad rumbo a la ciudad de Comodoro Rivadavia siendo su destino final Puerto Argentino.
Para el 28 de abril toda la Unidad se encontraba en las Islas. La masa del Grupo de Artillería Aerotransportado 4 ocupó posiciones en forma definitiva, el 09 de mayo, en la hondonada ubicada al noroeste de la altura de Sapper Hill en proximidades del arroyo Felton, y con la misión de reforzar los fuegos del Grupo de Artillería 3.
Por su parte, la Batería de Tiro "A", a 4 piezas, fue agregada a la FT "Mercedes" y ocupó una posición en la zona de Darwin - Pradera del Ganso, a partir del 24 de mayo de 1982.
Desde que entró en posición, soportó estoicamente los fuegos de hostigamiento del enemigo, dificultando el descanso del personal, pero sin doblegar el espíritu de sacrificio de sus integrantes.
El 27 de mayo de 1982, a las 2200 horas y ante el inicio del ataque británico, comenzó a cumplir misiones de fuego hasta el 29 de mayo a las 0200 horas, momento en que se produjo el cese del combate de Darwin - Pradera del Ganso, convirtiéndose en el primer elemento de la Artillería de Campaña Argentina que entró en combate contra el enemigo inglés.
El 11 de junio, aproximadamente a las 2300 horas, el resto de la Unidad comenzó a cumplir misiones de fuego hasta el 12 de junio a las 0930 horas, en forma ininterrumpida; de esta manera el Grupo de Artillería Aerotransportado 4, tendría su bautismo de fuego en las lejanas Islas Malvinas.
Continuó cumpliendo con su misión hasta las 1030 horas del 14 de junio, momento en que se produjo el silencio en el campo de combate, recibiendo el 16 de junio la orden de replegarse hacia Puerto Argentino.
En cuanto al desempeño de la Unidad en el conflicto, el personal del GA Aerot 4 se hizo acreedor a 7 condecoraciones "Al valor en combate" (2 Oficiales, 2 Suboficiales y 3 Soldados), cantidad ésta superada solo por el Batallón de Aviación de Combate 601 (10 medallas) y el Regimiento de Infantería 25 (8 medallas). Asimismo, otros 5 Oficiales, 4 Suboficiales y 21 Soldados recibieron mención especial por su desempeño.
Lamentablemente, la Unidad tuvo tres muertos en cumplimiento del deber y condecorados con la medalla "La Nación Argentina al muerto en combate":
Soldado Eduardo Antonio VallejosSoldado Jorge Eduardo RomeroSoldado Néstor Osvaldo Pizarro
Asimismo un oficial, tres suboficiales y dos soldados resultaron heridos durante la Campaña.
La Bandera Nacional de Guerra, lleva en su corbata las condecoraciones del Honorable Congreso de la Nación y del gobierno de las Provincias de Córdoba y Santa Fe.
La IVta Brigada Aerotransportada, en homenaje a su heroica participación y en nombre de todas las organizaciones que la integran, obsequió al Grupo de Artillería Aerotransportado 4, como testimonio permanente, la bandera "MALVINAS", que con orgullo acompaña a la Bandera de Guerra en todas las formaciones y conmemoraciones.
En el año 1988, se aprobó oficialmente el estandarte de la unidad y se autorizó la marcha militar del Ga Aerot 4, que compuso el Dr. Zamora con música del Capitán de Banda Picone.
En cumplimiento de una de las misiones subsidiarias del Ejército, a partir del año 1992, personal de oficiales y suboficiales de la Unidad participaron en operaciones militares de mantenimiento de la paz , bajo el mandato de Naciones Unidas, en Croacia y Chipre, recibiendo elogiosos conceptos por su actuación.
En abril de 1999, en consonancia con el cambio en la designación de la Brigada de la cual es orgánico, pasó a llamarse GA Paracaidista 4.
Fuente: http://www.artilleria.ejercito.mil.ar/

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿A QUIÉN LE TENEMOS MIEDO?
Ayer viernes, mis camaradas de Ejército me invitaron a la ceremonia en el Grupo de Artillería 4 Paracaidistas, donde se celebraba un aniversario más de su actuación en Malvinas.
Mi primer impacto fue a l entrar al que fue mi viejo Liceo Militar General Paz en el año 1948. Mi primer nudo en la garganta. Me encontré con una formación impecable, soldados con uniformes de época, cadetes de mi liceo, estupendos veteranos de Malvinas y las tropas del regimiento.
No podía creer lo que estaba viendo, hasta que vi también a mi querido amigo el General de Div. Carlos Quevedo, pasar revista a toda la formación por cuanto lo acababan de nombrar, merecidamente, Jefe Honorario de su viejo regimiento, por su distinguida actuación en Malvinas. Se homenajeó también a tres soldados del regimiento muertos en combate, impresionante. Agrego: había únicamente un solo representante del gobierno de Córdoba, de segunda línea, miserables.
Después de la exhibición de tiro de cañones, desplazamientos de tropas y vehículos, simulacro de un ataque, no podía creer en la forma y perfección con la que el teniente coronel, su jefe, la había organizado. Salteo algunos pasos de la ceremonia, hasta que llegamos al lanzamiento de ocho paracaidistas, que cayeron impecablemente sobre el centro de la plaza de armas.
Lo que me mató emocionalmente fue el perfecto desfile, la marcialidad, corrección y… el canto de la Marcha del Ejercito, que sus integrantes realizaron a viva voz y con toda su alma. Impecable, glorioso y perfecto, nunca dejé de llorar, sobre todo cuando pasaron los cadetes de Mi Liceo, desfilando en mi vieja plaza de armas, cuantos recuerdos. Vi también la emoción en la cara de mi jefe de guarnición aérea, el Brigadier Sismondi.
Repito: majestuoso, increíble, marcial. Fue ahí cuando me pregunte: ¿Por qué nos dejamos maltratar y nos miran despectivamente desde el gobierno? ¿Por que dejamos que nos denigren?
¿A QUIÉN LE TENEMOS MIEDO?
Escribo esta nota con mi nieto al lado, muy emocionado, nuestros valores están intactos, nuestra dignidad y amor a la Patria también.
Después de la ceremonia a la mañana en la Fuerza Aérea y a la tarde en el Ejercito, llegue a la conclusión de que “ESTAMOS VIVOS”. Llego la hora de que nos plantemos y digamos basta, aquí estamos, queremos a nuestra Patria, SOMOS ARGENTINOS, y queremos que con las leyes y la Constitución en la mano, nuestros jueces, cobardes, liberen a nuestros presos políticos. Estuve en un canal de TV la noche anterior y al final de mi exposición dije, somos 2 millones de personas, nuestro voto vale, y decidirá quién será nuestro próximo presidente.
A. J. Sesín
Av. Mil. F.A.A.

Lupus pilum mutat, no mores.
Son siempre los mismos: listos para empezar de nuevo. Al parecer tienen miedo de la democracia, la verdadera.
Una frase como ésta, pronunciada por personal de un Ejército occidental (por lo tanto ni bananero y tampoco patotero) llevaría a la pérdida inmediata del grado.
Burvic
burvic@ymail.com