miércoles, 31 de marzo de 2010

ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL CORONEL FRANCISCO DE ELÍA


Nació en Buenos Aires en 1825. Sentó plaza como soldado en el Batallón “Patricios de Buenos Aires”, el 26 de mayo de 1843, participando en la campaña de 1845, al Paraná, hallándose en el combate de la Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de aquel año, en el “que se portó como un valiente”, según expresa su foja de servicios. El 31 de diciembre de 1850 recibió las jinetas de sargento. En la batalla de Caseros, se batió a las órdenes del después coronel Martín Arenas. Se halló en la batalla de San Gregorio, el 22 de enero de 1853, al mando del coronel Agustín Acosta, en la que fue derrotado el coronel Rosas y Belgrano y en la que perdió la vida el coronel Faustino Velazco.
Destinado a la frontera del Sur de la provincia de Buenos Aires, ya con el empleo de ayudante mayor que se le había conferido el 15 de enero de 1853 del Regimiento Nº 14 de la Guardia Nacional, se halló en los siguientes encuentros con los salvajes: Sierra Chica, Tapalqué Viejo, La Macedonia, Los Huesos y Tapalqué Nuevo o Sierra de Sotuyo, jornada esta última en la cual mandó la Guardia Nacional, y fue tan bueno su comportamiento triunfando sobre los indios, muy superiores en número, que mereció una especial recomendación del general Manuel Hornos, al Superior Gobierno. Formó parte con su regimiento, del Ejército del Sud, a las órdenes del coronel Nicolás Granada. Marchó con la columna que, al mando del coronel Emilio Conesa, decidió el triunfo contra los indios invasores, habiéndose hallado en la acción de Cristiano Muerto. Fue ascendido a capitán, el 16 de enero de 1857. Desde el 1º de marzo de 1855 sirvió en el Regimiento 11 de Guardias Nacionales, en Fuerte Azul; y desde el 1º de enero de 1856, en el 2 de Coraceros en el Campo de Marte, cuerpo del cual fue capitán de la 2ª compañía, 2º escuadrón.
Hizo la campaña a Salinas Grandes, con el mismo ejército, asistiendo a la victoria de Pigüé sobre las hordas de Cafulcurá, el 15 y 16 de febrero de 1858. Por todos estos hechos de armas, Elía fue graduado sargento mayor el 6 de setiembre de 1858, pasando a prestar servicios en la P.M.D. el 23 de abril del mismo año. Hizo la campaña de Cepeda, a las órdenes del general Hornos, hasta la firma del Pacto del 11 de noviembre de 1859, que dio término a la misma. Posteriormente revistó en la P.M.I. hasta el 16 de marzo de 1861, en que pasó como encargado de la Mayoría del Regimiento Nº 14. El 5 de julio de 1862 fue designado jefe del fortín “Esperanza”, recibiendo la efectividad de sargento mayor el 9 de setiembre de 1863. A su solicitud, obtuvo la baja del servicio el 20 de setiembre de 1864.
El 1º de mayo de 1867 fue dado de alta como coronel graduado, en el Estado Mayor General del Ejército de operaciones en el Paraguay, tomando parte en la campaña, siendo destinado el 3 de noviembre de igual año, al cuartel general del Ejército Aliado, en calidad de edecán de Mitre.
Retuvo este último cargo hasta el 16 de marzo de 1868, en que pasó a la P.M.D. en Buenos Aires, habiendo asistido en el tiempo de su permanencia en el Paraguay, a todos los hechos de armas en que intervino el grueso del ejército de operaciones. El 20 de abril de 1868 fue designado jefe del Regimiento Nº 2 de Caballería de Línea, que guarnecía el fuerte de “Las Tunas”, y el 1º de agosto del mismo año se extendieron sus atribuciones por la designación que se le hizo de Jefe de la Frontera del S. y S. E. de la provincia de Córdoba. En el ejercicio de estos cargos, recibió la efectividad de coronel de caballería, con fecha 10 de agosto de 1868. El 25 de febrero del año siguiente se dispuso su pase a la P.M.A. a partir del 21 de enero.
El 5 de marzo de 1869 fue nuevamente destinado al ejército de operaciones en el Paraguay, después de haber prestado excelentes servicios de fronteras. Pero antes de que el coronel Elía hiciese efectivo su pase al precitado ejército, fue designado el 1º de setiembre de igual año, para el ejército del Uruguay, formado en previsión de la rebelión armada que estalló más tarde en la provincia de Entre Ríos. Encabezada por el general Ricardo López Jordán. El 20 de mayo de 1870, el coronel de Elía al frente de las fuerzas nacionales, ocupó la ciudad de Concepción del Uruguay, sometiendo a las autoridades rebeldes y dispersando sus fuerzas.
El coronel de Elía prestó servicios en aquella zona de operaciones hasta el 30 de junio de 1870, en que pasó a comandar interinamente la frontera S. de la provincia de Buenos Aires, con asiento del comando en Bahía Blanca. Estando a cargo de aquella comandancia, el 3 de mayo de 1871, aliado al famoso cacique Catriel, obtuvo un triunfo completo sobre las indiadas de los caciques rebeldes Calfuquil, Chipitruz, Manuel Grande y otros, en las proximidades de Azul, calculándose en 500 el total de aquellas. Los salvajes huyeron dejando algunos muertos y muchos prisioneros y otros se presentaron al Fuerte “General Paz”, sometiéndose a su jefe. Murieron 10 guardias nacionales y más de 90 indios.
Desempeñando la jefatura de la precitada frontera, el coronel Elía murió el 31 de marzo de 1872, a consecuencia de unas heridas que le fueron inferidas en unas elecciones que se realizaron en el pueblo de Las Flores, por ciudadanos de este lugar.

El Coronel Francisco de Elía estaba casado con Ramona Savala.

Fuentes: Efemérides – Patricios de Vuelta de Obligado / www. revisionistas.com.ar /Yaben, Jacinto R. – Biografías argentinas y sudamericanas – Buenos Aires (1938).

http://www.fotolog.com/ejercitonacional