domingo, 17 de octubre de 2010

ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL GENERAL JUAN GALO LAVALLE


Nació en Buenos Aires el 17 de octubre de 1797.
El nombre de Juan LAVALLE, como el de un apóstol, significa toda una vida de lucha y sacrificios, de heroísmos y abnegaciones legendarias. Juan Lavalle más que un nombre, es un credo de libertad escrito en la historia de los pueblos de Sud América, con el corazón, con la pluma y con la espada. Lucho por la independencia y por la libertad, llegando al sacrificio en la prosecución de tan sagrados ideales. Libre la América del dominio español. Volvió a su hogar en busca de reposo; mas aun faltaba Ituzaingó
Lavalle que había luchado por la independencia de los pueblos, lucho por la libertad de su pueblo. Y en ese duelo a muerte rindió su vida el esforzado paladín, legando a la posteridad el ejemplo de su existencia, noble y desinteresada, sin más ambición que el avasallador deseo del bien de la patria. Por eso Juan LAVALLE fue un apóstol, porque predicó el evangelio de la patria; por eso debe conocerse su historia, para tenerla como guía en el camino de nuestra vida. Si, la vida de un hombre que era león en el combate y pensador en los momentos de tregua, raro carácter para ejemplo, en quien se suman tantas virtudes dignas de imitarse.

El 31 de Agosto de 1812, Juan Carlos GALO de LAVALLE presenta la siguiente solicitud: “Sr. Sub - Inspector de Caballería: Don Juan GALO de LAVALLE, hijo legítimo de Don Manuel José de LAVALLE y de doña Mercedes González, según lo acredita su adjunta fe de bautismo, hace presente a V. S., con todo su respeto, que uniendo sus deseos a los de su padre, aspira a seguir la distinguida carrera militar en el escuadrón de Granaderos de Caballería, a cuyo efecto. – Suplica V. S. se digne concederle plaza de Cadete en el citado escuadrón, mediante a lo expuesto, ya que su padre esta pronto a suministrarle las asistencias prevenidas por las Ordenanzas; así lo espera de la bondad de V. S.".
Acompañaba a esta una nota del padre, en la que expresa que, deseando proteger las nobles inclinaciones de su hijo Juan, se compromete a suministrarle las asistencias necesarias que previenen las Ordenanzas. Presentada a San Martín, resuelve favorablemente, pasando a informe de Balcarce.

"Un pueblo que no cultive con amor sus tradiciones y que no rodee de prestigio a los hombres ilustres que le han dado grandeza y gloria, ira perdiendo la conciencia de si mismo y extinguiendo su personalidad".

De: webspucara@repucara.com.ar

http://www.fotolog.com/ejercitonacional

1 comentario:

correo dijo...

Juan Galo Lavalle, un auténtico héroe de talla universal.
Protagonizó casi todas las horas más gloriosas del Ejercito Argentino. No fue de aquellos héroes de oportunidad, que mueren al grito de "Viva la Patria".
Fue de aquellos héroes permanentes que demostraron su coraje sin par en cualquier ocasión y ante cualquier enemigo.
Juan Lavalle, héroe de cinco naciones, cubrió de gloria a las Armas Argentinas por todo el Continente.
Realmente un ejemplo de valor insuperable.