martes, 28 de diciembre de 2010

EL “REVUELTO GRAMAJO”


EL “REVUELTO GRAMAJO”

Todos conocemos, ya sea por comentarios, lectura de menús o por tenerlo dentro de las comidas o minutas habituales, al Revuelto Gramajo, pero seguramente, no conozcamos su origen y/o el de su nombre.

En la excelente obra del historiador nacional Don Félix Luna, “Soy Roca”, encontramos una acertada descripción de quien fuera leal y permanente amigo del General Don Julio Argentino Roca: el Coronel Don Artemio Gramajo.

Siendo un brillante y joven oficial de tan solo 26 años, le tocó a Julio Roca, prestar servicios como jefe del Regimiento 7 de Infantería, con guarnición en Tucumán, el que [...] era, en verdad mi patria particular; allí me sentía más a gusto que en ningún otro lado. Sus oficiales me querían y compartían los mismos ideales: un ejército fuerte y disciplinado para sostener la autoridad de la Nación en todo momento. Eran muchachos divertidos y cultos, pero por sobre todo, eran militares enteros, capaces de soportar cualquier sacrificio por el honor del regimiento. De los muchos que sirvieron conmigo por entonces y más tarde se asociaron a mis luchas y mis glorias, recuerdo al ayudante Artemio Gramajo, mi amigo y compañero de toda la vida.

No se me olvida el episodio que viví a poco de conocerlo. Teníamos que salir en comisión y yo observaba que Gramajo estaba remoloneando a causa de un chanchito en pleno proceso de convertirse en un maravilloso asado. Con un poco de maldad, lo apuré, hice que dejara todo y partimos. Cumplida la comisión, veníamos de regreso. Irónicamente, le dije:

- Ahora sí que vendría bien el lechón...

Entonces me dijo con un tono que todavía puedo escuchar, a más de medio siglo de distancia:
- Alcancé a traer la cabeza...

Desde ese momento supe que sería mi amigo para siempre. Lo fue en la buena y en la mala fortuna, siempre discreto y servicial, afectuoso, caballeresco, valiente, bromista; y también glotón y amarrete. Durante mi primera presidencia, lo designé mi edecán y después lo siguió siendo con o sin nombramiento. Pasará a la historia por nuestra amistad, que lo convirtió durante décadas en mialter ego, pero también por haber inventado el revuelto que lleva su nombre y se ha convertido en un plato común de los restaurantes de Buenos Aires.

Se cuenta que este plato, fue creación exclusiva de nuestro célebre amigo del buen comer y beber, consistiendo en un preparado del que normalmente, en forma personal, impartía al chef del lugar que frecuentara, las instrucciones para su preparación.

Como sabemos, esta especialidad perduró en el tiempo, convirtiéndose en una célebre minuta que hoy en día, habiendo alcanzado el status de figurar en las cartas de los restaurantes más refinados.

Coronel Artemio Gramajo

De joven ingresó al ejército provincial, al mando de los Generales Manuel y Antonio Taboada. A sus órdenes luchó en 1861 contra Octavio Navarro, Angel Vicente Peñaloza y Celedonio Gutierrez, participando en la victoria que aseguró la provincia de Tucumán para el bando unitario.

En 1865 participó de la Guerra del Paraguay, y luchó en las primeras grandes batallas. En 1867 fue enviado de regreso al noroeste del país, para ponerse a las órdenes de Taboada en la guerra contra Felipe Varela; luchó en la Batalla de Pozo de Vargas, como uno de los jefes de infantería.

Fue uno de los jefes en la Batalla de Pastos Grandes, definitiva victoria sobre Felipe Varela; muchos enemigos se rindieron bajo garantía de sus vidas.

Participó de la guerra contra el caudillo federal entrerriano Ricardo Lopez Jordan, aplicando métodos similares. Luchó en la Batalla de Ñaembé, la última esa guerra, a órdenes del Teniente Coronel Julio Argentino Roca, de quien se hizo amigo personal. Permaneció a órdenes de éste por muchos años: con él hizo la campaña contra el revolucionario mitrista Jose Miguel Arredondo en 1874, y luchó en Santa Rosa.

En 1877, Roca fue nombrado ministro de guerra; desde entonces fue su edecán. Acompañó a su jefe en la Conquista del desierto de 1879. Cuando Roca fue electo Presidente de la República Argentina, siguió ocupando el cargo de edecán, esta vez de la presidencia.

Fuente: Diario Soldados Digital

En la Imagen; El Coronel Gramajo caricaturizado por Cao para la revista Caras y Caretas.

http://www.fotolog.com/ejercitonacional