sábado, 2 de abril de 2011

DÍA DEL VETERANO Y LOS CAIDOS EN LA GUERRA DE MALVINAS


El 2 de abril de 1982, las Fuerzas Armadas de la Patria recuperaron las islas Malvinas. La Operación Rosario, brillantemente ejecutada desde el punto de vista militar, logró todos sus objetivos sin derramar una gota de sangre de los ocupantes de las islas. Al capitán de corbeta Pedro Giachino, único muerto de la jornada, rendimos nuestro sentido homenaje. Pasada la medianoche, habiéndose postergado unas horas por malas condiciones meteorológicas, se iniciaron con éxito las operaciones de recuperación del archipiélago de las Malvinas mediante la ejecución de una operación de fuerzas conjuntas denominada Operación Rosario. El RI 25 ocupó la localidad de Port Stanley, la que fue rebautizada con el nombre de Puerto Argentino. Desde este día de gloria, la Patria cuenta con tres héroes más. Son ellos: el capitán de corbeta, Eduardo Giachino, muerto en combate; el teniente de fragata, Diego García Quiroga y el cabo 2do Ernesto Urbina, los dos últimos de la Agrupación Buzos Tácticos, heridos gravemente durante el combate. En Buenos Aires, se realizó en forma espontánea una gran concentración de la población en la Plaza de Mayo para manifestar su adhesión a la recuperación de las islas, y se produjeron múltiples expresiones favorables de sectores políticos y personalidades nacionales. “En Malvinas nunca se perdió la guerra, simplemente se perdió una batalla. Malvinas es una guerra presente y una victoria pendiente”

"No llores Patria con dolor de madre

a tus hijos sepultos en las Islas.

Ellos sembraron con su sangre mártir,

simiente de dolor para que vivas!


No sufras Patria quienes no volvieron,

están de centinelas a la vista!

Cuidando tus derechos para siempre

en la quietud glacial de tus garitas.


Allí quedaron, sin relevo,

solos esperando que llegues algún día

tras el turno más largo de las guardias,

tras la noche más fiel de las vigilias.


Allí quedaron, dueños de la tierra

en el menguado terreno de las criptas

sepultados de pie como peleando

la batalla final que no termina.


¡Te esperan!, en el mar, en la tierra, en el aire

que aun tus nombres grita.

Te esperan atrincherados en la turba

en el húmedo suelo de Malvinas

empuñando las armas que esgrimieron

con el fervor de la razón invicta.


No llores la muerte de tus hombres,

no se llora la gloria bien habida

ni se cubre con crespón a tu bandera

basta el sol, tu augusto centinela."

Ricardo Miró Valdés

“La vida no sirve para nada si uno no está dispuesto a entregarla por una causa grande, por un ideal alto” P. Alberto Escurra. http://www.fotolog.com/ejercitonacional