lunes, 29 de agosto de 2016

REGIMIENTO DE INFANTERÍA NRO. 8

El primer antecedente de la unidad lo ubicamos en la segunda campaña al Alto Perú, llevada a cabo por el General Manuel Belgrano al mando del Ejército Auxiliar. Por ese entonces, era denominado Batallón Nro 8 de Infantería, debido a la cantidad de efectivos que lo constituían. Luego de las victorias de Tucumán y de Salta, el ejército patriota prosiguió su marcha hacia el norte hasta llegar a Potosí. Durante la marcha por esta región los nativos decidieron abrazar la causa emancipadora y engrosar las filas del ejército patrio. Debido a la gran cantidad de hombres incorporados a las filas, el Batallón Nro 8 quedó excedido en la cantidad de efectivos, lo que obligó a Belgrano a elevar a la categoría de Regimiento de Infantería Nro 8 al viejo batallón, designando como su primer Jefe al Teniente Coronel Benito Álvarez y al Sargento Mayor Patricio Beldón el día 13 de Julio de 1813.
El Regimiento 8, recibió su bautismo de fuego en la infausta jornada de Vilcapugio den donde debió soportar el peso del combate y la escasa instrucción de sus efectivos por el corto lapso de tiempo entre la creación de la unidad y la batalla produjo gran cantidad de bajas entre ellas sus jefes el Teniente Coronel Álvarez y al Sargento Mayor Beldón. Luego de la Batalla de Vilcapugio, el Regimiento 8 de Infantería quedó debilitado y se decidió su disolución.
En la ciudad de Buenos Aires, el 3 de Febrero de 1814, la unidad fue recreada con el nombre de Batallón 8 de Infantería y conocido con el nombre de “Libertos” por estar constituido en su mayoría por esclavos liberados por la Asamblea del año XIII, y que se sumaron a la lucha por la independencia.
Se designó como su primer Jefe al Teniente Coronel Matías Balbastro. Participa en Junio del mismo año del sitio a Montevideo oportunidad en que contribuyó a la rendición de la fortaleza, que puso fin a la dominación española en el Río de la Plata. Las compañías que participaron de la campaña regresaron a Buenos Aires en Septiembre.
En Octubre nuevamente 300 hombres al mando del Sargento Mayor Juan Viola partieron hacia Colonia del Sacramento para tomar parte de las operaciones contra el caudillo oriental José de Artigas.
En Noviembre la 1ra y 2da compañía marcha hacia Mendoza para engrosar las filas del Ejército Libertador, poniéndose bajo las órdenes del General San Martín.
En Diciembre de 1816 las ultimas tropas del Batallón 8 de Infantería llegaron a Mendoza al mando del Coronel Celestino Vidal, el 2 de Enero se nombra comandante del Batallón al Teniente Coronel Ambrosio Crámer y al Sargento Mayor Joaquín Nazar para constituir la plana mayor, una banda de música, una de granaderos y cuatro de cazadores, se establece en el campamento del Plumerillo donde se aprestaron los equipos y se instruyó a la gran cantidad de reclutas en su mayoría esclavos libertos de Mendoza y Cuyo que engrosaron sus filas . En el cruce de los Andes el Batallón se dividió en varias columnas y secciones dando inicio a la marcha el 14 de Enero de 1817 por el paso del Planchón al mando del Capitán Ramón Freire, el grueso lo hizo por el paso de Los Patos a las órdenes del Brigadier Soler y O’Higgins . Participó de la Batalla de Chacabuco teniendo la mayor cantidad de bajas de todas las unidades del Ejército Libertador. En Cancha Rayada ocupaba la segunda línea de la reserva logrando retirarse hacia el norte para reunirse luego con la división del General las Heras.
En Maipú el Batallón 8 sufre gran cantidad de bajas, las cuales alcanzaron a casi la mitad de sus hombres.
En la Campaña del Perú formó parte del ejército que tomó la ciudad de Lima y participa del sitio al puerto del Callao asaltando y tomando la fortaleza allí existente bajo las órdenes del Coronel Enrique Martinez. En Enero de 1822 fué designado el Teniente Coronel Felix de Olazabal para conformar la división auxiliar que liberó el norte combatiendo en la batalla de Riobamba y Pichincha. El Batallón 8 junto al 7 de Infantería conforman el Regimiento Río de la Plata, participó de los combates de Calama, Torata y la Batalla de Moquegua. Luego de la Independencia del Perú se suscitan una cantidad de acontecimientos que favorecieron el acceso al poder de antiguos sectores realistas.
A mediados del año 23, la División Argentina , resto del glorioso Ejército Libertador se sublevó debido al maltrato y desconocimiento por parte del naciente gobierno peruano, esta sublevación toma como ejemplo de fidelidad al soldado Antonio Ruiz apodado “Falucho” quien se negó a rendir honores al pabellón realista y fue fusilado en ese mismo momento por los sublevados.
El Regimiento 8 de Infantería es uno de los cuerpos más gloriosos que llevaron el Pabellón Nacional por el continente en la lucha por la independencia.
Fuente: Jorge González Crespo para Ejercito Argentino e ilustracion de Héctor Arenales Solís.

 https://www.facebook.com/EJERCITO.NACIONAL.ARG

http://www.fotolog.com/ejercitonacional