viernes, 27 de noviembre de 2009

ANIVERSARIO DE LA CREACION DEL BATALLÓN DE INGENIEROS 9


Trataremos en esta ocasión el caso de una muy joven unidad del arma de Ingenieros. Sin embargo, veremos que tal juventud es sólo aparente, ya que buceando en su historia, descubriremos detalles poco conocidos y una veteranía acrisolada en el conflicto por la recuperación de nuestras Islas Malvinas.La Superior Resolución que le dio vida, data de fines de 1992, dentro de un conjunto importante de acciones reorganizativas que sufriera el Ejército por entonces. Su asiento es la Guarnición de Río Mayo, provincia de Chubut, en una desolada región, en la que la población militar, supera a la civil.Depende orgánicamente, de la Brigada Mecanizada IX, con asiento en Comodoro Rivadavia. Pero vayamos a su genealogía, para descubrir la larga trayectoria patagónica del arma de Ingenieros y particularmente, en esta localidad:
El 2 de enero de 1979, se creó en el pueblo de Sarmiento, al centro de la provincia de Chubut, la Compañía de Ingenieros 9, compartiendo cuarteles con el Regimiento de Infantería 25 y el Grupo de Artillería 9, elementos orgánicos todos de la por entonces Brigada de Infantería IX.Durante largos años, esta Subunidad Independiente se dedicaría a su actividad específica, instruyendo en condiciones climáticas muy particulares a sus cuadros y tropa, a la vez que apoyando a la población, particularmente durante la época invernal. Tres años más tarde, con todo su personal de cuadros y tropa y completada su dotación original con el refuerzo de personal movilizado, concurrió con la totalidad de sus medios a participar en el conflicto librado con el Reino Unido de Gran Bretaña, por la recuperación de las Islas Malvinas.
En la turba malvinera acrisoló las duras lecciones del sacrificado trabajo de los Ingenieros en tan particulares condiciones geográficas, topográficas y meteorológicas. Su desempeño fue brillante y atesorando esa experiencia en la mochila de la memoria, regresó, finalizada la guerra a sus cuarteles para continuar con su rutina de siempre. Poco tiempo más tarde, al adquirir la Gran Unidad de Combate a la que apoyaba, el carácter de Mecanizada, pasó a denominarse Compañía de Ingenieros Mecanizada 9, sin que se llegara a recibir el material blindado y mecanizado que se esperaba.
En 1992, se resolvió que los elementos de Ingenieros puestos en apoyo de las Grandes Unidades de Combate, debían poseer la magnitud de Batallón. De tal forma, la Compañía serviría de núcleo a la creación del futuro Batallón de Ingenieros 9, debiéndose entender en consecuencia que más allá de existir una fecha de creación del Batallón en 1992, sus orígenes se remontan a los de la Compañía 9 que le sirviera de núcleo. Para la misma época y con el mismo objeto, la compañía de Ingenieros Mecanizada 11, con asiento en Río Gallegos, al disolverse, transfirió gran parte de su personal y materiales a la Compañía 9, para estar en condiciones de conformar el nuevo Batallón.Al año siguiente, completados sus cuadros de organización y equipo, se abandonaron los viejos y queridos cuarteles de Sarmiento, para marchar a ocupar los que dejara el disuelto Regimiento de Infantería 37, en Río Mayo, localidad ubicada en la misma línea que Sarmiento hacia el oeste y recostada en los faldeos de la Cordillera.Organizada la unidad, cumpliendo con el perfil característico del arma, renovó y reacondicionó los cuarteles que ocupara, adaptándolos a las necesidades de la guarda y conservación de sus numerosos vehículos y voluminosos equipamientos.Desde su ubicación en esta guarnición y hasta nuestros días, ha cumplido holgadamente con sus funciones características, colaborando en forma permanente con los pobladores aislados y en todo tipo de actividades de acción cívica, sin que por ello merme el clásico espíritu de trabajo de los zapadores en la siempre silenciosa y eficiente preparación de su personal para defender la paz.
Fuente: Diario Soldados, Sergio Toyos.