martes, 14 de junio de 2011

COMBATES EN PUERTO ARGENTINO



El día 14 de junio de 1982, siendo las 04.30hs, el enemigo lanza un fuerte ataque con su infantería sobre el oeste y el noroeste del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10; las fracciones de seguridad adelantadas se repliegan combatiendo. Los efectivos ingleses chocan con la 1ª sección a cargo del Teniente Luis E. Bertolini y se generan combates a distancias próximas con empleo de granadas de mano y fusiles de fuego automáticos. El enemigo es detenido, pero la sección sufre numerosas bajas. Prácticamente, todo el personal de cuadros de la misma es herido. Sólo el Jefe de Sección está en capacidad de multiplicarse para ejercer la conducción de la fracción. Ante la firme resistencia, el enemigo, aplicando procedimientos conocidos, se retira y comienza a saturar el sector con fuego de A y Mor (s). La situación se hace insostenible por las bajas que se acumulan. El 2º Jefe del Escuadrón Exploración, que sólo ha logrado establecer contacto personal en dos oportunidades con el Regimiento de Infantería 7, combate con fracciones enemigas y comienza a ser presionado desde ambos flancos. El citado oficial solicita autorización para replegarse a sus anteriores posiciones, al 0 de Moody Brook, para evitar ser cercado. Esta Subunidad presenta 6 muertos y numerosos heridos. A las 05.20hs, el Jefe Ca A/Regimiento de Infantería 3, que aún desconoce el repliegue del Regimiento de Infantería 7, informa que una de sus fracciones ha alcanzado la altura de Wireless Ridge y se trabo en combate con un enemigo superior. Teniendo en cuenta que ya se está produciendo el repliegue del RI 7 y del Esc Expl C Bl 10 (a pie), el Comandante argentino ordena suspender el ataque y replegarse para ocupar una posición de bloqueo, a la altura de Moody Brook. El Jefe de Ca no logra transmitir esta orden a las fracciones que duramente y cuerpo a cuerpo combaten en la altura contra el enemigo, que acciona desde varias direcciones. A las 06.00hs, logra alcanzar la nueva posición asignada, sumamente desgastado. A las 0615hs, comienza a recibirse efectivos del Regimiento de Infanteria y del Escuadrón de Caballería y de la misma A/RI 3. Aquella unidad ha cedido su posición luego de 54 horas de intenso combate, dejando en el terreno 36 muertos y 152 heridos.

El Jefe del Regimiento de Infantería 7 recibe la orden de no replegarse más allá de Wireless Ridge, manteniendo la posición a cualquier costo. Esta Unidad debió soportar, desde el día anterior, intenso fuego de A, Mor y naval. Tal es la magnitud y precisión del fuego enemigo que a las pocas horas quedan fuera de combate 6 de las 10 ametralladoras disponibles en el Regimiento. Las fracciones de primera línea resisten bien el primer choque enemigo, pero éste, con su habitual táctica, atacando desde distintas direcciones, reforzando con nuevos efectivos, deteniendo el ataque, saturando con fuego de A, Mor, Misiles Milán, fuego naval, etc., obligan el aferramiento de nuestras tropas para luego poder penetrar. A pesar de ello, las fracciones del RI 7 que combaten casi a ciegas disputan al enemigo cada metro que éste debe conquistar. No obstante, la superioridad en hombres y medios logra imponerse paulatinamente. El Grupo de Artillería Aerotransportada 4 y el Grupo de Artillería 3 ejecutan fuego preciso y con proyectiles de iluminación apoyan el accionar de las tropas empeñadas en primera línea. Asimismo, las A/RI 3, B/RI 6 y el RI 25 baten con fuego de mortero zonas claves del campo de combate.
A las 08.00hs, con una sola pieza en servicio y 14 proyectiles, el Jefe del Grupo de Artillería 4, Teniente Coronel Quevedo, solicita autorización para replegar al personal de su unidad y continuar disparando con un grupo de voluntarios contra los ingleses, que ya se encontraban a solo 300 metros de su posición.

El Batallón de Comunicación 181, Compañía de Comunicación 3, 9 y 10 instaló, operó y mantuvo las comunicaciones del nivel táctico inferior. A través de ellas, facilitó el comando y control del J Agr Puerto Argentino. Estas comunicaciones, que resultaban altamente vulnerables a las operaciones de Guerra Electrónica del enemigo por falta de medios técnicos, suplía dicha falencia mediante un intenso empleo de las IFC. La nobleza de esta Arma se vio reflejada durante los 74 días de campaña, donde sus hombres cumplieron su misión bajo cualquier condición meteorológica, con esfuerzo y dedicación, durante las largas horas de hostigamiento diurno y nocturno. Las tropas de los Regimientos de Infantería 6, 3 y 25 deben superar, a lo largo de la campaña, exigencias y limitaciones similares al resto de las fuerzas. En particular, permanencias en las posiciones expuestas a las inclemencias del tiempo y la persistente humedad. Dado que estas unidades tienen como principal misión enfrentar una acción anfibia enemiga, dichas posiciones cercanas a la playa están constantemente inundadas. Inclusive los desplazamientos en misión de patrulla o ejecución de abastecimiento se realizan a través de un terreno anegadizo que dificulta el movimiento.

Como resultado de la apreciación del Comandante, a las 09.00hs, resuelve establecer comunicación con el Comandante en Jefe del Ejército y por su intermedio con la Junta Militar para informarle: La crítica situación alcanzada desde el punto de vista táctico y logístico. La probable evolución que determinará la segura derrota en un lapso no mayor de 24 horas. Dada la falta de espacio y de cubiertas y el dominio por parte del enemigo, de las alturas circundantes, el mar y el aire puede esperarse un número elevado de bajas, sin que esa pérdida de vidas humanas posibilite una solución favorable a la situación.
Fuente: Ejercito.

http://www.fotolog.com/ejercitonacional



No hay comentarios: